Huelga decir que la innovación se ha convertido en el Santo Grial de la estrategia empresarial, como prueba el hecho de que todas las grandes corporaciones, de manera adicional a sus presupuestos de I+D, hayan decidido crear laboratorios de emprendimiento, verdaderos viveros de nuevas ideas para sus negocios.

El ADN innovador y emprendedor es también enormemente valorado en el mercado por inversores, que sueñan con el nacimiento de nuevos unicornios. Libres de culturas corporativas que repriman su creatividad, pequeñas start ups se convierten en rentables alternativas a los negocios tradicionales o en palancas de digitalización y diversificación de la experiencia de cliente. Sin embargo, su crecimiento, a través de la creación de equipos multidisciplinares, pone de nuevo el foco en la principal palanca para su sostenibilidad y futuro: sus fundadores y líderes.

Decía Steve Jobs, que “la Innovación no es cuestión de dinero sino de personas”. El fundador de una prometedora start up o el líder de un equipo de innovación, acaba encontrándose ante las mismas situaciones y disyuntivas que los líderes del resto de empresas, quizá con alguna ventaja proporcionada por las metodologías ágiles, muy implantadas en estos entornos.innovacion steve jobs

Independientemente de su edad, nos encontramos con líderes muy hechos a sí mismos, con altas dosis de energía para llevar adelante estrategias exitosas, y con cierta inexperiencia en la gestión de personas. Líderes que agradecen un momento de reflexión para mirar hacia dentro y descubrir, más allá de sus OKR´s y Sprints, quiénes son como personas, qué les limita, qué les ayuda, y cómo estas preguntas se pueden trasladar a cada una de las personas de sus equipos.

El liderazgo comienza por uno mismo. A la hora de abordar un proceso de desarrollo del liderazgo, es conveniente realizar algún diagnóstico que permita desvelar pautas de comportamiento automáticos. Estos patrones condicionan, e incluso limitan, al líder a la hora de generar nuevas ideas o conductas. Tomar consciencia sobre ello resulta clave para entender que hay ciertas tendencias en nuestro comportamiento y la innovación requiere nuevas miradas que atraviesen automatismos y sesgos.

FRASE MAXWELL
Por tanto, ciertamente, hay que parar para entender nuestro funcionamiento, cómo nuestro pensamiento crea directamente nuestra realidad, que estará teñida por él.

En nuestros talleres para emprendedores utilizamos la herramienta DISC para comprender cuatro patrones de comportamientos básicos que pueden existir en la persona, según esta esté orientada a la razón o a los sentimientos, o según sea de energía más extrovertida o introvertida.

disc

D: Dominancia: Es un patrón de comportamiento con una energía orientada al exterior y a la razón o la tarea. Generalmente se mueve por objetivos, logros, es exigente y seguro de sí. Por el contrario, esa energía puede llevarle a la brusquedad o a mostrarse arrogante y autoritario.

I: Influencia: Con una energía extrovertida, está orientado a la relación. Suele ser sociable, locuaz, abierto y entusiasta. Tiene una escucha selectiva y puede caer en la desatención del objetivo, o en pérdidas de tiempo.

S: Seguridad: Se energiza desde el interior y está orientado a las personas por lo que suelen tener un ritmo de comunicación más calmado y cálido. Tiene tendencia a la seguridad y la estabilidad, por lo que los cambios o las personas exigentes y poco cercanas son consideradas como elementos hostiles.

C: Conformidad: Es un patrón de energía introvertida y orientado a la tarea o razón. Fiel seguidor de las normas, de razonamiento lógico, cuida las formas y el detalle y suele ser reservado, por lo que su comunicación tiende a ser pausada, medida y muy precisa (con datos).

Entender el patrón dominante para un líder y su equipo, genera nuevas formas de relación y arroja luz a muchas de las situaciones de estrés que se vive en un ambiente innovador, dependiendo de la energía de cada componente del equipo.

El verdadero liderazgo comienza atravesando las fronteras de la personalidad.

Una vez que se conocen el estilo de comportamiento individual y el rol que se desempeña en el grupo, con las fórmulas de comunicación más adecuadas, entramos en el espacio más interesante: ¿Qué hay más allá de ese automatismo? ¿Qué pasaría si no siguiéramos nuestra pauta? ¿Quiénes somos más allá de los patrones o creencias que nos condicionan?

FRONTERAS CARACTER

Se trata de generar un nuevo espacio de innovación, esta vez para sí mismo. En nuestros talleres, los participantes manifiestan haber experimentado insights de enorme profundidad. Revelaciones sobre lo que les acerca o separa de sus equipos, de un cliente o un proveedor. Todo son patrones mentales que no suponen barreras físicas, que se trascienden desde la claridad mental y la confianza interior en nuestra verdadera naturaleza. Es en ese espacio donde se produce la creatividad y la innovación, en el que se suspenden los juicios y las relaciones se fortalecen y se convierten en poderosas.

Nota: En Ynfinit trabajamos el liderazgo individual y de equipos en Comités de Dirección y entornos de innovación.

Testimonios:

  • Susana Muñoz Miguel Es un lujo poder contar contigo para crear formaciones de alto impacto! Gracias por formar parte de esta aventura maravillosa que es la transformación de equipo”. Paloma C. Directora Académica Digital Innovation Center.
  • “Hace unos días impartimos un Workshop de #Liderazgopara ayudar a l@s jóvenes emprendedores de TheHop a desarrollar sus habilidades.
    Susana Muñoz Miguel es una de esas profesoras que no deja indiferente a nadie. Uno de los puntos que explicó fue que para ser un buen líder, no hay un estilo específico a imitar, sino que tenemos que conocer nuestras propias fortalezas y debilidades para fomentar nuestro #desarrollopersonal y el de nuestro equipo.

     

    ? Les permitió identificar el estilo de cada uno y el de las personas de su alrededor, y aprendieron diversas herramientas de comunicación y gestión de conflictos.

    Nos quedamos con esta definición que vimos en la sesión: “El liderazgo es el proceso de influir sobre sí mismo, el grupo o la organización a través de los procesos de comunicación, toma de decisiones y despliegue del potencial para obtener un resultado”. Y para ello, es imprescindible conocerse para entender cómo funcionan los patrones de comportamiento para resolver problemas, obtener distintos resultados e impulsar el valor del grupo. ⚡ Digital Innovation Center para el Programa de Emprendedores The Hop.

shares
Scroll Up